CAMBIOS EN EL EMBARAZO. PRIMER TRIMESTRE

CAMBIOS EN EL EMBARAZO. PRIMER TRIMESTRE

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:General

Desde Pregnantis queremos felicitarte por tu embarazo. Empieza una nueva etapa de tu vida, que se vive con mucha ilusión, pero a veces también con miedo. Hoy hablaremos del primer trimestre del embarazo.

Queremos contarte los cambios y síntomas que va a experimentar tu cuerpo durante todo el embarazo, porque en este trayecto, la información te permitirá vivir este proceso con la mayor tranquilidad posible.

También te explicaremos cómo va evolucionando tu bebé, que durante este mágico proceso, pasa de las 2 células iniciales a convertirse en una personita en un periodo relativamente corto de tiempo.

En este artículo hablaremos del primer trimestre, y dejamos para más adelante el segundo y el tercero.

Es importante que sepas que los síntomas y cambios físicos son diferentes en todas las mujeres, incluso alguna puede no notar nada en todo el primer trimestre. También, en una misma mujer los síntomas pueden ser distintos en los sucesivos embarazos.

El primer trimestre empieza el primer día de tu última regla, hasta las 13 semanas. Pero estas semanas dan para mucho, y alucinarás con todos los cambios que vais a experimentar tú y tu bebé. Así que ¡empezamos!

EL PRIMER MES

A los 14 días (aproximadamente) del inicio de tu última regla se produce la concepción, es decir, el óvulo es fecundado por el espermatozoide en una trompa de Falopio, dando lugar al embrión. El óvulo fecundado emprende un largo viaje desde la trompa hacia el útero, que durará unos 5-6 días. Durante estos días las células se dividirán hasta dar lugar a un blastocisto. Y es este blastocisto el que implantará en el útero. Al cabo de unos días una parte de las células darán lugar al embrión (el futuro bebé) y otras a la placenta.

¿Qué notarás?

Puedes notar:

  • Hinchazón, molestias y pinchazos en el abdomen.
  • Tensión y aumento de volumen en los pechos.
  • Aumento de las ganas de orinar y del flujo vaginal.
  • Durante la implantación se puede producir un ligero sangrado vaginal.
  • Algunos alimentos pueden dejar de apetecerte y aumentará la sensibilidad a determinados olores.

Es durante este primer mes cuando te harás la prueba de embarazo. Recomendamos hacerla cuando se produce la primera falta. Aunque algunas mamás, ya intuyen antes por los síntomas que pueden estar embarazadas.

EL SEGUNDO MES

A partir del segundo mes, si no tenías ningún síntoma es posible que ya empieces a notar algunos de ellos, o si ya los tenías seguramente se acentuarán. Notarás que:

  • Los pechos aumentarán de tamaño y serán más sensibles al tacto. La areola se pigmentará, y en ella aparecerán unos pequeños nódulos, los tubérculos de Montgomery.
  • Seguramente aparecerán náuseas y mareos, y en algunos casos incluso vómitos. Estarás de acuerdo en que son los síntomas más molestos del primer trimestre, pero tranquila, consulta con tu ginecólog@ porque te puede ayudar a mejorarlos y a encontrarte mejor. También puede aumentar la producción de saliva.
  • Tendrás ganas de orinar más frecuentemente.
  • Cansancio y sueño. Si llegas agotada a la noche es normal, pero tranquila porque en unas semanas mejorarás.
  • Pérdida de apetito. Hay algunas mujeres que incluso llegan a perder algo de peso, pero no es nada que te tenga que preocupar.
  • Estreñimiento, que aparece en tres de cada cuatro embarazadas.

¿Y qué pasa con el embrión?

En el segundo mes el corazón empieza a latir, y ya se aprecia en las ecografías. Se formarán la médula espinal, el cerebro, los intestinos y la piel. La cara se va desarrollando poco a poco, y se van formando los ojos, las orejas, la nariz i el labio superior.

Al final del segundo mes el embrión mide aproximadamente 2 centímetros, alcanzando el tamaño de un garbanzo.

EL TERCER MES

Empieza el final del primer trimestre de tu embarzo. Es un mes especial, a las 12 semanas es cuando se hace la ecografía del primer trimestre, y es cuando muchas de vosotras veréis a vuestro futuro bebé por primera vez. La barriga empieza a crecer (porque el útero aumenta de tamaño), y para algunas es difícil disimular el embarazo.

En este mes puedes notar los siguientes cambios:

  • Un aumento de peso. Es posible que la ropa te empiece a apretar un poco. Si quieres saber los quilos que se aconseja aumentar en el embarazo, lo puedes consultar en nuestro artículo del blog: Nutrición durante el embarazo.
  • Es posible que las náuseas, los mareos y los vómitos mejoren durante este mes. Y en la mayoría de mujeres desaparecen por completo al final del mes. Al desaparecer estos síntomas, es posible que tengas más apetito.
  • Las encías se pueden inflamar e incluso sangrar. Se aconseja una revisión con el dentista antes del embarazo o en el primer trimestre.
  • Es posible que tengas molestias pélvicas, una sensación parecida a que te va a venir la regla. Estas molestias son debidas al crecimiento del útero, y si son leves y no se acompañan de sangrado no te has de preocupar. Ten en cuenta que en el segundo mes también las puedes tener.
  • Hay tendencia a una hiperpigmentación de la piel, esto quiere decir que a consecuencia del aumento de determinadas hormonas te pueden aparecer manchas, sobre todo en la cara. Te aconsejamos protegerte bien del sol.

¿Y al bebé que le pasa?

Durante este mes se van formando los brazos, las piernas y los dedos. Se desarrollan progresivamente los órganos, que más adelante se acabarán de formar y madurar. Y en la ecografía del primer trimestre con un poco de suerte se puede intuir el sexo del bebé.

Al final de este mes deja de ser un embrión y empieza la etapa fetal.

Cuando termina el mes el feto mide unos 7 centímetros, y ya se mueve, a veces tanto que se lo pondrá difícil a la ginecóloga que te haga la ecografía del primer trimestre.

Cristina Madaula

Especialista en Obstetricia y Ginecología