DEPORTE EN EL EMBARAZO

DEPORTE EN EL EMBARAZO

A menudo las mujeres embarazadas nos preguntan sobre el deporte en el embarazo, por eso queremos hablarte sobre este tema y darte algunos consejos que seguro te vendrán genial en esta etapa tan emocionante.

Por lo general, podemos confirmarte que el deporte durante la gestación genera numerosos beneficios para la salud, no solo de la embarazada, sino también del feto. Sin embargo, la práctica de deporte durante el embarazo debe realizarse siempre bajo la valoración y supervisión del especialista que controla tu embarazo.

La primera pregunta que queremos hacerte es: ¿eres una persona físicamente activa? o por el contrario, ¿tiendes al sedentarismo?

Si previamente al embarazo ya practicabas ejercicio de forma regular, has de saber que puedes seguir haciendo deporte, eso sí, adaptándolo a tu nueva situación. Y si por el contrario, eras una mujer sedentaria, nunca te ha gustado demasiado el deporte, pero piensas que es el mejor momento para empezar a cuidarte, ¡tenemos buenas noticias! el embarazo es una etapa en la que se puede empezar a hacer deporte, pero siempre de forma progresiva y bajo supervisión médica.

Beneficios de hacer deporte en el embarazo

Vamos ahora con las ventajas de hacer deporte en el embarazo. El ejercicio físico moderado durante la gestación puede aportarte múltiples beneficios como:

  • Mejorar el tono muscular y disminuir el riesgo de calambres.
  • Mejorar el estado de la columna.
  • Reducir los dolores lumbares.
  • Prevenir la diabetes gestacional.
  • Disminuir la tensión arterial y mejorar la circulación.
  • Mejorar la autoestima y la sensación de bienestar.
  • Te ayuda a controlar la ansiedad.
  • Controlar los cambios emocionales debidos a las alteraciones hormonales de la gestación y mejorar tu humor.
  • Te ayuda a controlar el aumento de peso
  • Reducir la fatiga.
  • Regular el sistema digestivo.
  • Mejorar el sueño.

Recomendaciones a tener en cuenta durante el deporte en el embarazo

Te recomendamos principalmente el ejercicio aeróbico, de baja-moderada intensidad. Dedicar 30 minutos al día, al menos 5 días a la semana, te aportará numerosos beneficios. No obstante, dada la delicadeza del periodo de gestación, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones cuando se practica deporte:

  • Los ligamentos de las articulaciones son más propensos a sufrir una lesión durante el embarazo. Por ello, es importante evitar los saltos, los movimientos bruscos, de rebote o de gran impacto.
  • Vigila la frecuencia cardíaca durante la práctica de ejercicio, intenta no superar las 140-150 pulsaciones/minuto.
  • No realices actividad física si tienes factores de riesgo para el parto prematuro, preeclampsia o hipertensión, sangrado vaginal u otro problema que pueda poneros en riesgo a ti y a tu bebé.
  • Consulta con tu especialista tus hábitos relacionados con el deporte y que te aconseje, según tu situación, el mejor tipo de actividad física para ti.
  • Y sobre todo, hidrátate bien, y no olvides hacer estiramientos al principio y al final de cada sesión.

Beneficios del deporte ante patologías en el embarazo

Numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios del ejercicio físico en diversas patologías relacionadas con el embarazo:

Deporte y diabetes gestacional

Seguramente este tema te suene ya que entre un 6-12% de las mujeres embarazadas desarrollan diabetes gestacional. No obstante, hay estudios que concluyen que, el riesgo a padecer esta complicación durante el embarazo se puede ver reducido en un porcentaje elevado con la práctica regular de ejercicio. Aunque no hay que olvidar que esto se consigue combinando una buena alimentación con una actividad física adecuada, ¿no te parece un buen motivo para practicar un poquito de ejercicio durante el embarazo?

Deporte y preeclampsia

Otro tema importante del que queremos hablarte es de la preeclampsia o la hipertensión arterial ya que son otras alteraciones que pueden ocurrir en el embarazo. Al igual que en personas no embarazadas, la práctica de ejercicio físico ayuda a reducir los niveles de tensión arterial, lo mismo ocurre en el caso de las embarazadas. Practicar ejercicio moderado de forma regular ayuda a reducir el riesgo de tener problemas relacionados con el sistema cardiovascular. Aquí tienes otro motivo más.

Parto y posparto

¿Sabías que las mujeres deportistas tienen partos más cortos, mayores tasas de partos vaginales, menos cesáreas y menos partos instrumentados?  Como obstetras te confirmamos los beneficios que tiene la práctica regular de ejercicio durante el embarazo y el parto, pero también, tras el parto.

El aumento de peso durante la gestación hace que sea más difícil recuperar la silueta previa al embarazo. Resulta obvio que la madre que se ha mantenido físicamente activa al final del embarazo habrá ganado menos peso que aquella que no haya realizado deporte alguno y, tras el parto, recuperará su peso medio con más facilidad.

 Ejercicios recomendados

Para acabar, os contamos qué tipo de ejercicio es el más recomendable para las mujeres embarazadas:

  • Caminar a paso ligero.
  • Bicicleta estática, para reducir el riesgo de caídas o accidentes.
  • Natación y ejercicios acuáticos.
  • Ejercicios de yoga adaptados para embarazadas.
  • Tai-chi.
  • Ejercicios de preparación para el parto para aprender a ejercitar los músculos del suelo pélvico.

Por otro lado, durante la gestación, se debe evitar la práctica de:

  • Deportes de contacto como el fútbol o el baloncesto.
  • El buceo, por el aumento de la presión.
  • Levantamiento de pesas.
  • Ejercicios que aumenten el riesgo de caídas o lesiones como el esquí o la equitación.

Y ahora que ya sabes lo importante que es el deporte en el embarazo, no queremos despedirnos de ti sin recomendarte descargar nuestra APP para tener a solo un clic a tu ginecóloga online de confianza, la cual podrás podrá resolver tus dudas durante el embarazo en pocas horas, y de manera cercana y profesional.

Deja una respuesta