CAMBIOS EN EL EMBARAZO. SEGUNDO TRIMESTRE

CAMBIOS EN EL EMBARAZO. SEGUNDO TRIMESTRE

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:General

Bienvenida al segundo trimestre. Durante estas semanas la magia sigue, notarás los movimientos de tu bebé dentro del útero por primera vez y sabrás (si quieres) si será niña o niño. Hay quien compara el tamaño de los fetos con frutas y verduras, y en este trimestre empezarás con una manzana y terminarás con un broccoli, pasando por un pimiento y una berenjena.

Pero el segundo trimestre es mucho más. Seguramente te encontrarás mejor que en los primeros tres meses, con menos mareos y más energía, y el feto empezará a bostezar, tendrá hipo y les saldrán las pestañas.

En este periodo te harán pruebas importantes, seguro que has oído hablar de la ecografía morfológica y de la prueba de O’Sullivan.

El segundo trimestre comienza en la semana 14, y dura hasta el final de la semana 27.

¿Empezamos con los cambios?

EL CUARTO MES

En general es un mes bastante tranquilo, suelen desaparecer los síntomas más incómodos del primer trimestre, y como la barriga aún no es muy grande, permite que hagas una vida prácticamente normal.

Al empezar el cuarto mes los niveles de la hormona beta-HCG disminuyen, cuando esto sucede significa que las nauseas y los vómitos mejorarán incluso llegando a desaparecer. Te encontraras menos cansada, con menos sueño y más energía. Puedes empezar a tener algún despiste, pero estarás más alegre y tranquila.

El útero sigue creciendo, y podrás seguir teniendo molestias pélvicas. También tendrás la necesidad de ir al baño a orinar con más frecuencia, porque al crecer, el útero comprime la vejiga.

Empezaras a notar más cambios en el pecho, la areola se oscurecerá y el tamaño del pezón aumentará.

Es un buen momento para empezar a utilizar una crema o un aceite para prevenir las estrías, tanto en el abdomen como en el pecho.

Puedes tener algún sangrado a nivel de las encías o de la nariz, que se debe a un aumento del flujo sanguíneo.

Hay un aumento en la producción de la melanina, apareciendo la línea alba.

Es posible que durante el primer trimestre hayas aumentado poco de peso. Es a partir de ahora cuando notarás un aumento. Te aconsejamos que empieces a realizar algún tipo de ejercicio físico, y es también un buen momento para iniciar las clases de preparación al parto.

Al final de este mes, si no es tu primer bebé, es posible que ya empieces a notar algunos movimientos.

¿Qué le pasa al bebé en el cuarto mes?

El bebé empieza el mes midiendo unos 8 cm y pesando aproximadamente 20 gramos, y lo termina midiendo unos 18 cm y pesando unos 100-120 gramos.

Durante el cuarto mes sus órganos empiezan a madurar, y el páncreas, el tiroides, el hígado y el aparato digestivo van realizando algunas funciones. El esqueleto ya está osificado. Aparecen las cejas y las pestañas. Y se forman el vérnix caseoso y el lanugo.

El corazón ya está desarrollado, y es capaz de bombear 28 litros de sangre al día.

Se desarrollan los reflejos de succión y agarre, y los rasgos faciales ya son visibles por ecografía.

EL QUINTO MES

Durante el quinto mes el útero sigue creciendo, alcanzando la altura del ombligo. El centro de gravedad se desplaza hacia delante, causando alteraciones en la columna vertebral que te pueden hacer andar de una forma más torpe e incluso es posible que tengas algún pequeño desequilibrio. Son frecuentes las molestias a nivel inguinal. Y la ciática suele aparecer a partir de este mes.

Es normal que empieces a secretar un líquido amarillento por los pezones, es el calostro. El tamaño del pecho aumentará, y puedes necesitar cambiar la talla del sujetador por otra más grande.

Hay un mayor aumento de peso, que se puede acompañar de un hinchazón de los tobillos y las piernas, sobre todo en verano

También puedes tener más sed. Y hay más tendencia a tener infecciones de orina.

Hay otros síntomas que pueden aparecer este mes: calambres en las piernas, hemorroides, estreñimiento, ardores en el estómago y palpitaciones.

¿Quieres saber los cambios que experimentará tu bebé?

Al final del quinto mes el feto mide unos 25 cm, y pesa aproximadamente 300 gramos.

También es al final del mes cuando se empiezan a notar los movimientos.

A partir de las 18 semanas de embarazo empieza a escuchar los primeros sonidos.

Los riñones y la vejiga ya funcionan. Al beber el líquido amniótico, el bebé entrena su tracto digestivo. Los primeros productos metabólicos se depositan ahora en el intestino y se excretarán después del parto como meconio. El hígado y el bazo comienzan su trabajo en el quinto mes. 

El bebé también comienza a acumular una capa de grasa (el tejido adiposo), que es importante para regular su equilibrio térmico. Sus movimientos y reflejos (succionar, tragar, agarrar) funcionan cada vez mejor.

EL SEXTO MES

Durante este mes los síntomas acostumbran a ser bastante parecidos a los meses anteriores, pudiendo llegar algunos de ellos a hacerse más intensos.

El aumento de peso al final de este mes, teniendo en cuenta todo el embarazo, suele estar entre 5 y 7 quilos.

Puede aparecer una sensación de mayo dificultad para respirar.

Es bastante frecuente la aparición de una anemia por falta de hierro. Es muy importante que ingieras una cantidad suficiente con la dieta, y a veces será necesario hacer una suplementación.

¿Y al bebé que le pasa?

Al final del sexto mes el bebé medirá entre 25-30 cm y pesará entre 700-800 gramos.

A partir de las 25 semanas ya reacciona a los sonidos y ruidos dentro del útero.

El bebé está empezando a desarrollar gradualmente un ritmo de sueño-vigilia. Sin embargo, la madre experimenta sus fases más activas cuando se acuesta para descansar o dormir.

Abre y cierra los ojos, y es durante es mes cuando empieza a tener hipo.

El cerebro del bebé está empezando formar surcos. 

Se le han creado ya las cejas, el cabello y las pestañas. También se le forman los músculos y, gracias a eso y a la longitud del cordón umbilical, puede moverse con más energía que hasta el momento.

Cristina Madaula

Especialista en Obstetricia y Ginecología